jueves, 4 de abril de 2019

Profundice en las Cualidades

¿Ha notado que regularmente tendemos a usar los mismos adjetivos para describir a las personas con quienes nos relacionamos cotidianamente?

Por ejemplo, decimos que tal o cual persona es divertida, inteligente, linda, simpática, etc.

Hoy, tómese un minuto para profundizar y proponer cualidades mejores y más específicas que aprecie en otras personas.

Aquí hay unos ejemplos:

Ambiciosa
Auténtica
Compasiva
Dinámica
Generosa
Cariñosa
Perceptiva
Confiable
Solidaria
Detallista
Comprensiva

¿Qué otros rasgos positivos puede mencionar?

Para cada cualidad, tenga en cuenta una ocasión reciente cuando la persona (familiares, amigos, vecinos, etc) la mostró y hable de esto con esa persona.

Para conocer y usar otras cualidades o fortalezas del carácter, en usted o en otras personas, complete el Inventario de Fortalezas.

Después de todo, como muy sabiamente dijo James Boswell, “No hay otra cualidad personal mejor para captarse amigos que una buena disposición para admirar la de los demás.”


Hasta la próxima entrega,

Alexander, el Coach de Relaciones, Madrigal

miércoles, 20 de marzo de 2019

La Importancia del Cuidado Personal

Esta semana le hago la invitación a que cuide de usted y se nutra. Quizá usted ha invertido mucho tiempo proveyendo para otras personas, pero ahora es su turno. Si se siente "egoísta" haciendo esto, entienda que para cuidar de otras personas primero debe cuidar de usted.

Esto podría significar cualquier cosa, desde prepararse comidas nutritivas hasta tomar unas mini vacaciones.

El equilibrio entre el tiempo personal y el tiempo con otras personas es muy importante para la salud personal y de las relaciones (sean estas laborales, familiares o de pareja)

Puede que usted experimente algún conflicto interno cuando se trate de equilibrar las prioridades interpersonales y las prioridades personales. No tenga miedo de pedir ayuda mientras se toma el tiempo necesario para reiniciar y recargar.

 


 


Pregunte a su "Coach" interno: "¿Qué significa para mí el equilibrio interpersonal/personal?"

(Puede usar los resultados de los Inventarios de Habilidades para realizar este ejercicio)

 




Como complemento al ejercicio anterior y ahora que entramos a un nuevo cambio de estación le sugiero el siguiente ejercicio de reflexión:

Ejercicio de la  Primavera (si vive en el Hemisferio Norte)
 

¿Qué ha surgido para mí durante el período de invierno?
¿Qué lecciones he aprendido?
¿Qué nuevas semillas están empezando a brotar?
¿Cómo puedo nutrir estas nuevas oportunidades?
¿Cómo estoy realmente floreciendo?
¿Cómo puedo abrazar mejor la energía de la primavera?

Ejercicio del Otoño (si vive en el Hemisferio Sur)
 

¿Qué he conseguido durante el periodo de verano?
¿Cuál es la generosidad de mi cosecha?
¿Por qué estoy realmente agradecido(a)?
¿Qué recursos están disponibles para mí ahora?
¿Qué recursos necesito reunir?
¿Qué puedo soltar y dejar ir?

Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal

martes, 26 de febrero de 2019

La Interacción que Transforma

Suceden cosas asombrosas en las relaciones (sean estas de pareja, familiares, laborales o de otra índole) cuando las personas pueden crecer, cambiar y adaptarse al crecimiento de las otras personas.

Las relaciones pueden ser más que solo dos o más personas que interactúan, pueden ser historias de transformación.

Usted se adapta al crecimiento y al cambio en una relación al hacer que sea seguro que los demás miembros de su grupo experimenten lo desconocido y sintiendo verdadera curiosidad por el crecimiento que estos están experimentando.

Cuando los individuos crecen, las relaciones crecen.

Cuando los individuos se transforman, las relaciones se transforman.

 


Esta semana pregúntese:

¿Qué áreas de mi vida personal necesitan ser transformadas?

¿Qué aspectos de mis relaciones con otras personas puedo transformar para bien? (No olvide incluir aquí a su pareja u otros miembros de su familia)

¿Cómo puedo aprovechar mis fortalezas de carácter para transformarme y transformar mis relaciones?

Si necesita ayuda para responder a estas preguntas o si desea compartir conmigo sus respuestas y crear un plan para llevar a cabo los cambios no dude contactarme.


Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal

martes, 22 de enero de 2019

Un ejercicio para aprender a esperar.

La imagen de una planta creciendo nos sugiere la idea de paciencia, visión, resultados, recompensa, y madurez.

Para lograr todas estas cosas, nos conviene  aprender a esperar.

"Todos los grandes logros requieren tiempo"










A través de la semana hágase la siguiente pregunta: 

¿Cómo puedo invertir mejor mi tiempo y energía para obtener resultados a largo plazo?

Escoja el área de su vida personal, laboral, familiar o de pareja en la que quiere obtener resultados a largo plazo (para esto, utilice los resultados de los inventarios de habilidades)

Utilice también sus fortalezas de carácter para ayudarse a invertir mejor su tiempo y energía.
Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal

jueves, 4 de octubre de 2018

Céntrese en lo bueno que usted posee

Para empezar a centrarse en lo bueno que usted  posee le sugiero el ejercicio de "Las tres cosas buenas". Este ejercicio es bastante sencillo: al final del día, escriba tres cosas que salieron bien y qué fue lo que permitió ese resultado. 

Haga esto por una semana y podrá empezar a notar un aumento en la felicidad a medida que cambia su enfoque de los problemas y los factores estresantes, a las cosas buenas de su vida.  Se dará cuenta de que ya tiene mucho por lo que puede mostrar gratitud.

Ahora, ¿qué pasaría si hiciera esto más personal y enumerara las tres cosas buenas que hizo cada día con la ayuda de sus fortalezas de carácter? Si aún no ha completado el Inventario de Fortalezas le sugiero que lo complete ahora mismo e imprima sus resultados para que tenga una guía,  a medida que descubre las fortalezas que utilizó y que contribuyeron al resultado positivo del día.


Por ejemplo, ¡tal vez usted usó la creatividad y la prudencia para probar una nueva receta para la cena familiar y  todos quedaron muy complacidos. O bien, utilizó sus fortalezas de valentía y curiosidad al hacer una pregunta en una reunión en la que todos estaban pensando, pero nadie quería preguntar. Tal vez ejerció la amabilidad al dejar que alguien se adelantara a usted en la fila del mercado, lo que seguramente tuvo un impacto positivo en su día.

Cada día utilice su conjunto único de fortalezas de carácter en diversos grados y en muchas combinaciones diferentes para hacer las cosas bien. Por lo general, tendemos a dar por sentado estos pequeños momentos de uso de fortalezas, pero ¿y si, durante una semana, se enfocara en estas "victorias" de sus fortalezas personales cada noche? Sonreirá mientras se duerme pensando en las cosas buenas que usted posee.


Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal

domingo, 9 de septiembre de 2018

10 formas simples de practicar la bondad todos los días



Todos sabemos que debemos tratar a las personas con amabilidad, pero a veces, en nuestras estresantes vidas cotidianas, podemos olvidarnos de tratar a las personas con respeto y compasión. De hecho, según una encuesta, el 76 por ciento de los encuestados dice que el mundo es un lugar menos amable que hace 10 o 20 años. La buena noticia es que los humanos estamos naturalmente conectados para ser amables, a veces solo se necesita un poco de reflexión. Entonces, si deseas difundir buenas acciones y compasión a las personas en tu vida, aquí hay 10 formas simples de practicar la bondad todos los días.

Usa tus buenos modales
Estoy seguro de que tus padres te dijeron esto o puedes decírselo a tus propios hijos, pero a veces simplemente nos olvidamos de decir "por favor" y "gracias". No olvide decir "por favor" cuando solicite algo, ya sea que esté hablando con un camarero, un representante de servicio al cliente, un cajero, un amigo o incluso con un extraño al azar. Decir "por favor" cambia el tono de una solicitud. En lugar de hacer una demanda, estás siendo cortés con la persona, lo que hace que sea más probable que quiera ayudarte.
Por otro lado, cuando dices "gracias", estás expresando gratitud por un comportamiento o servicio y estás dejando que la persona sepa que aprecias y valoras su esfuerzo. Nadie quiere sentirse insignificante, di "por favor" y "gracias" y alégrale el día a alguien.

Sonríele a un extraño
¿Cómo te sientes cuando alguien te sonríe? En la mayoría de los casos, te produce bienestar y felicidad, y probablemente te sonrías de vuelta. La sonrisa es realmente contagiosa. Según un estudio publicado en la revista Tendencias en las Ciencias Cognitivas, a menudo imitamos las expresiones faciales de las emociones debido a la estimulación sensorio-motora. Entonces, cuando vemos a alguien sonreír, a menudo hacemos lo mismo.
No importa como te vaya el día, la sonrisa puede hacer que te sientas mejor; es difícil enojarse cuando estás sonriendo. Por lo tanto, comparte estos buenos sentimientos con los demás, incluso aunque no conozcas a la persona, y asegúrate de sonreír a las personas con las que te encuentras.

No mezquines los abrazos
Como una sonrisa, un abrazo amistoso puede alegrarle el día a una persona. Un buen abrazo puede levantar el ánimo de cualquier persona y hacer que se sienta amada y apreciada, o simplemente recibir ese empujoncito que necesita para enfrentar un día difícil. Pero ¿sabías que este simple acto de afecto también nos afecta químicamente? "Básicamente, un buen abrazo es la forma más rápida para que la oxitocina fluya en tu cuerpo", según Susanna Halonen, una experta en psicología positiva de Happyologist. "La oxitocina, también conocida como la 'droga del amor', calma el sistema nervioso y aumenta las emociones positivas".
Así que, si quieres ayudar a alguien a sentirse bien y al mismo animarte tú también, ¡ofrece un abrazo agradable y reconfortante!

Usa el cambio para producir cambios
¿Tiene algún cambio adicional en tu bolsillo o billetera? ¿Por qué no usarlo para alegrarle el día a otra persona? En lugar de guardarlo en tu alcancía, u olvidarlo por allí tirado, ponlo en un parquímetro o en una lata de recolección en el supermercado. Ni siquiera te hará falta y estarás ayudando a otra persona o causa.

Envía tarjetas reales no virtuales
Con Facebook y otras redes sociales, las personas tienden a decir "hola" o "feliz cumpleaños" a través de medios virtuales. Como resultado, las personas reciben menos tarjetas de felicitación. Puedes levantar el estado de ánimo de alguien al instante al enviarle una tarjeta por correo. Si bien siempre puedes enviar una tarjeta de cumpleaños o una tarjeta navideña, ¿por qué no enviar una tarjeta sin más motivo que el que alguien sepa que está en tus pensamientos? A veces, las cartas inesperadas son las mejores, y garantizarán una impresión duradera y positiva.

Usa el teléfono para “hablar”
Probablemente envíes muchos mensajes de texto a lo largo del día, pero ¿cuándo fue la última vez que realmente te conectaste con alguien por teléfono? Llama a un ser querido o a una amistad con quien no hayas hablado por un tiempo para ponerte al día. Los mensajes de texto no pueden reemplazar la sensación de una conversación de corazón a corazón por teléfono.

Ayuda a un extraño
Abre la puerta a alguien, compra café para la persona que está detrás de ti en la fila de la cafetería, comparte tu almuerzo con alguien o sostén un paraguas para alguien que necesite ayuda. A veces, las acciones más pequeñas pueden tener el mayor impacto.

Hornea galletas o compra donas
Todo el mundo ama las golosinas, ¿por qué no hornear galletas y llevarlas a la casa de un vecino, a la escuela de tus hijos o sobrinas o a cualquier otra persona que quiera endulzarse el día? También puedes comprar galletas o golosinas y llevarlas a la estación de bomberos o de la policía local.


Dale el puesto a alguien en una fila
Si la persona que está detrás de ti en el supermercado solo tiene un par de artículos y tu carrito está lleno hasta el tope, ¿por qué no dejarle pasar delante de ti en la fila? Le ahorrarás tiempo, y se sorprenderá de tu bondad. ¡Incluso pueden corresponder al gesto si se encuentran en una situación similar la próxima vez!

Deja un poco de dinero tirado por ahí
Es posible que no desees hacer esto todos los días, pero de vez en cuando deja un billete de $5 para que lo encuentre alguien. Esa persona afortunada estará encantada, y al instante se animará. Si prefieres no dejar dinero en un lugar al azar, siempre puedes dar un par de dólares a alguien que lo necesite o considerar donar a una organización benéfica o causa.

La bondad no requiere un gran gesto; pequeñas cosas pueden hacer una gran diferencia. Con un poco de creatividad, las posibilidades son infinitas.

Para saber en qué posición se encuentra la amabilidad en tu Perfil de Fortalezas te invito a completar el Inventario de Fortalezas.


Hasta la próxima entrega,

  
Coach Alexander Madrigal

miércoles, 1 de agosto de 2018

¿Cómo te enfrentas a los cambios de la vida?


La clave está en aprender cómo convertir los pequeños cambios en grandes oportunidades.

Hay un viejo proverbio chino que dice, "cuando sopla el viento del cambio, algunas personas construyen muros, otros construyen molinos de viento".

Esta es una hermosa metáfora de las dos formas en que puedes acercarte a las transiciones de la vida: con resistencia o con propósito.

El proverbio ayuda cuando te das cuenta del viento que sopla,  ¿pero qué pasa con aquellos momentos en que no notas que sopla el viento? Miras alrededor y te das cuenta de que estás en medio de un cambio de vida para el que no te preparaste del todo. Quizás estás en uno ahora mismo. Exploremos juntos esta situación…

Tómate un momento y piensa en dónde te encuentras ahora en comparación con el año pasado en todos los ámbitos de tu vida (relaciones, profesión, pasatiempos, personal). 

Tal vez hayas asumido nuevas responsabilidades en el trabajo, y aunque no sea un cambio de carrera, tus roles han cambiado  y tienes que hacer más. 

Tal vez tu hijo esté comenzando una nueva escuela, club o equipo deportivo y ahora estás tratando de equilibrar las nuevas actividades en tu horario y conociendo a nuevas personas. 

O tal vez tu salud ha cambiado y estás tomando decisiones más conscientes con respecto a tu dieta y ejercicio. 

Puede que estos no parezcan cambios monumentales en la vida, pero lo más probable es que estés usando instintivamente tus Fortalezas de Carácter para adaptarte de forma fluida a estas nuevas experiencias.

¿Y qué pasa si no es así? Ahora es tu oportunidad de hacer un balance. Las Fortalezas de Carácter son los aspectos positivos de tu personalidad que definen quién eres e impactan la forma en que piensas, sientes y te comportas. 

Aprovechar eficazmente tus fortalezas puede ayudarte a maniobrar a través de los cambios con confianza y mayor facilidad.

Toma el reporte de tu Inventario de Fortalezas, o completa el Inventario si aún no lo has hecho, y piensa en cómo las primeras cinco fortalezas en tu lista te han ayudado en los grandes cambios en tu vida, como el nacimiento de un niño, el comienzo de un nuevo trabajo o la muerte de un ser querido.

Ahora toma consciencia  de los pequeños cambios, esos que van y vienen, y revalúa cómo tus Fortalezas de Carácter, las que usas más y las que usas menos, pueden ayudarte a aprovechar esos cambios al máximo para construir molinos de viento en lugar de muros.

Explora más sobre las fortalezas del carácter y la felicidad con El Reto del Bienestar aquí.

Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal