miércoles, 18 de octubre de 2017

El Cuadro de la Paz

Para aquellos que necesitan aprender que la paz es algo que podemos empezar a construir aún en medio de la lucha que tengamos les narró el Coach el siguiente cuento:





Hace mucho tiempo un hombre buscaba el cuadro perfecto de la paz. No encontrando uno que le satisficiera, anunció un concurso para producir esta obra maestra. El reto movió la imaginación de artistas por todos lados, y los cuadros empezaron a llegar desde todas partes.
Finalmente el gran día de revelación llegó. Los jueces descubrían los cuadros de paz uno tras otro, mientras que los observadores aplaudían y gritaban de alegría.
Las tensiones aumentaban. Solo quedaban dos cuadros por descubrir. Mientras un juez quitaba la cubierta de uno, un gran silencio cayó sobre la multitud. 

Un lago suave como espejo reflejaba el verde ramaje bajo la suave sombra del cielo al atardecer. A lo largo de las verdes orillas, un rebaño de ovejas se alimentaban sin disturbio. Seguramente este cuadro era el ganador.

El hombre con la visión descubrió el segundo cuadro él mismo, y la multitud se quedó sorprendida. ¿Podría esto ser la paz?

Una tumultuosa cascada de aguas corría a través de un rocoso precipicio, la gente casi podía sentir el frío y penetrante rocío. Nubes grises de tormenta amenazaban y estaban listas para explotar con rayos, viento y lluvia. En medio de los truenos y el frío amargo, un árbol quedaba pegado a las rocas colgado a la orilla de la cascada. Una de sus ramas se estiraba justamente en frente de las aguas torrenciales como si neciamente buscara experimentar su poder total.

Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido.


Con sus ojos cerrados y sus alas listas para proteger a sus pequeños, manifestaba esa paz que trasciende a cualquier tumulto terrenal.


El hombre escogió la segunda pintura y dijo: Este es el Cuadro de la Paz, porque paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor.  Paz significa que a pesar de estar en medio de todas esas cosas podemos permanecer en calma dentro de nuestro corazón.


Del Cuento al Cambio ©
  • ¿En qué me permite este cuento enfocarme específicamente?
  • ¿Qué sentimientos me genera y cuáles escojo?
  • ¿En qué momento de mi vida me enfoca este cuento: presente, pasado o futuro?
  • ¿En quién me enfoca la historia, en mí o en otros?
  • ¿Qué significado le doy a esta historia?
  • ¿Me lleva esta historia al final o al principio de algo?
  • ¿Me ofrece la historia una recompensa o un castigo?
  • ¿Me invita a avanzar o a renunciar?
  • ¿Cuáles áreas de mi vida personal, de pareja o familiar podrían beneficiarse si aprendo a buscar la paz en medio de las dificultades?
Ahora que ha dado el primer paso en el Camino al Cambio©, el siguiente paso es ir del Cuento al Coaching©, ¿se atreve?

Si conoce a alguien que pueda beneficiarse del Camino al Cambio©, compártale este mensaje u obséquiele una de nuestras  Tarjetas de Regalo.

Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal

domingo, 8 de octubre de 2017

Los Labradores de la Viña

Para aquellos que pueden aprender que el auto sabotaje impide que demos frutos para lograr resultados, les narró el Coach el siguiente cuento:


Hace muchos años, en un reino muy lejano, cierto hombre plantó una viña, la cercó y construyó una torre de vigía, y la arrendó a varios labradores. Según el contrato, estos habrían de compartir con el dueño el producto de la viña. El dueño se fue a otra región.
Cuando se acercó el tiempo de la cosecha, envió a sus agentes a recoger lo que le correspondía. Pero los labradores los atacaron, y a uno lo golpearon, a otro lo mataron, y a otro lo apedrearon.
Entonces el dueño envió un grupo mayor de hombres a cobrar, pero éstos corrieron la misma suerte.
Por último, envió a su hijo con la esperanza de que lo respetarían por ser quien era. Pero cuando los labradores vieron que se acercaba, se dijeron: “Este es nada menos que el heredero. Vamos a matarlo para quedarnos con la herencia”. Y lo sacaron de la viña y lo mataron.
¿Qué creen que hará el dueño cuando regrese?

Del Cuento al Cambio©
  • Imagine que la viña representa esa área de su vida que usted quiere transformar, los labradores representan las intenciones de cambio, los agentes y el hijo representan la motivación, en diferentes niveles o grados, para lograr los cambios, y las acciones de los labradores contra los agentes y contra el hijo representan el auto sabotaje que impide tener los frutos de la transformación.
  • El relato presenta cinco acciones de auto sabotaje que las intenciones de cambio infringen sobre la motivación para cambiar: atacar, golpear, apedrear, sacar y matar. 
  • Piense cómo se manifiestan esas cinco acciones en esas áreas en las que usted quiere ver cambios, pero los frutos no se producen. Pregúntese, ¿De que forma ataco, golpeo, apedreo, saco o mato los frutos en estas áreas? 
  • Elabore un plan que incluya las siguientes cinco acciones para contrarrestar el auto sabotaje: Conocer, Apreciar, Nutrir, Resolver y Crecer. Pregúntese, ¿Qué necesito conocer, apreciar, nutrir, resolver o crecer acerca de lo que descubrí en la pregunta anterior?
  • ¿Cuáles áreas de mi vida personal, de pareja o familiar podrían beneficiarse si elimino de ellas el auto sabotaje?
  • ¿Qué fortalezas de carácter, me permitirán eliminar el auto sabotaje de mi vida?

Para otras preguntas aleatorias le sugiero mi generador de preguntas potenciadoras en http://preguntaspotenciadoras.blogspot.com/

Ahora que ha dado el primer paso en el Camino al Cambio©, el siguiente paso es ir del Cuento al Coaching ©, ¿se atreve?

Si conoce a alguien que pueda beneficiarse del Camino al Cambio©, compártale este mensaje u obséquiele una de nuestras  Tarjetas de Regalo.


Hasta la próxima entrega,

Coach Alexander Madrigal


lunes, 2 de octubre de 2017

Las Herramientas de la Carpintería



Para quienes pueden aprender que el trabajo en equipo es esencial para lograr resultados, les narró el Coach el siguiente cuento:


“En un pequeño pueblo, existía una diminuta carpintería famosa por los muebles que allí se fabricaban. Cierto día las herramientas decidieron reunirse en asamblea para solucionar sus diferencias. Una vez estuvieron todas reunidas, el martillo, en su calidad de presidente tomó la palabra.

-Queridos compañeros, ya estamos constituidos en asamblea. ¿Cuál es el problema?. -Tienes que renunciar- exclamaron muchas voces.

-¿Cuál es la razón? – inquirió el martillo. -¡Haces demasiado ruido!- se oyó al fondo de la sala, al tiempo que las demás afirmaban con sus gestos. -Además -agregó otra herramienta-, te pasas el día golpeando todo.

El martillo se sintió triste y frustrado. _Está bien, me iré si eso es lo que queréis. ¿Quién se propone como presidente?.

-Yo, se autoproclamó el tornillo -De eso nada -gritaron varias herramientas-Sólo sirves si das muchas vueltas y eso nos retrasa todo.

-Seré yo -exclamó la lija- -¡Jamás!-protesto la mayoría-. Eres muy áspera y siempre tienes fricciones con los demás.

-¡Yo seré el próximo presidente! -anuncio el metro. -De ninguna manera, te pasas el día midiendo a los demás como si tus medidas fueran las únicas válidas – dijo una pequeña herramienta.

En esa discusión estaban enfrascados cuando entró el carpintero y se puso a trabajar. Utilizó todas y cada una de las herramientas en el momento oportuno. Después de unas horas de trabajo, los trozos de madera apilados en el suelo fueron convertidos en un precioso mueble listo para entregar al cliente. El carpintero se levantó, observó el mueble y sonrió al ver lo bien que había quedado. Se quitó el delantal de trabajo y salió de la carpintería.

De inmediato la Asamblea volvió a reunirse y el alicate tomo la palabra: “Queridos compañeros, es evidente que todos tenemos defectos pero acabamos de ver que nuestras cualidades hacen posible que se puedan hacer muebles tan maravillosos como éste”. Las herramientas se miraron unas a otras sin decir nada y el alicate continuó: “son nuestras cualidades y no nuestros defectos las que nos hacen valiosas. El martillo es fuerte y eso nos hace unir muchas piezas. 

El tornillo también une y da fuerza allí donde no actúa el martillo. La lija lima aquello que es áspero y pule la superficie. El metro es preciso y exacto, nos permite no equivocar las medidas que nos han encargado. Y así podría continuar con cada una de vosotras.

Después de aquellas palabras todas las herramientas se dieron cuenta que sólo el trabajo en equipo les hacia realmente útiles y que debían de fijarse en las virtudes de cada una para conseguir el éxito.”

Del Cuento al Cambio©
·         
  • Haga una pausa y piense por un momento en esa situación que quiere resolver en su relación de pareja, en su relación con sus hijos, con sus padres, con sus hermanos, con sus maestros, compañeros de escuela o trabajo, o con usted mismo. Puede ser en términos de un conflicto que quiere resolver, una situación que quiere cambiar o una decisión que debe tomar. 
  • Imagine que usted es el carpintero, el taller su vida, y su proyecto de cambio es el mueble que quiere construir.    
  • Imagine ahora que está por empezar su trabajo y tiene frente a usted cada una de las herramientas del carpintero. Empiece con el martillo. Explore las diferentes posibilidades que el uso de esta herramienta genera, expanda sus puntos de vista.     
  •  Piense y/o anote cómo las “cualidades negativas” del martillo le pueden afectar en lo que usted quiere resolver.   
  •  Piense y/o anote cómo las “cualidades positivas” del martillo le pueden ayudar en lo que usted quiere resolver, enfocándose en una solución
  •  Piense en una acción específica que va a llevar a cabo para que el mueble sea completado.
  •  Repita este proceso con cada una de las herramientas mencionadas en el cuento.
  • ¿Cuáles áreas de su vida personal, de pareja o familiar podrían beneficiarse si les añade armonía?
  • ¿Qué fortalezas de carácter, le permitirán alcanzar la armonía para lograr cambios?

Para otras preguntas aleatorias le sugiero mi generador de preguntas potenciadoras en
http://preguntaspotenciadoras.blogspot.com/

Ahora que ha dado el primer paso en el Camino al Cambio©, el siguiente paso es ir del Cuento al Coaching ©, ¿se atreve?

Si conoce a alguien que pueda beneficiarse del Camino al Cambio©, compártale este mensaje u obséquiele una de nuestras  Tarjetas de Regalo.


Feliz Coaching y hasta la próxima semana,


Coach Alexander Madrigal